Un nuevo día comienza en Beitu y hoy nos acompaña el grupo de Tai-chi de Juan Gorostidi, que ha escogido nuestro albergue como sede donde realizar un encuentro de varios días para practicar esta saludable disciplina oriental.

Es un placer ver cada mañana sus movimientos en el patio del Albergue, entre el cánto de los pajaros y acariciados por el tibio sol de la mañana. Todo armonía. Sin duda una buena manera de empezar el día.