Seguimos con días y días de lluvia,… Parece que no quiere salir el sol.

Pero a pesar de todo, el campo está precioso, todo está en pleno crecimiento, las flores, las plantas, los árboles.

Da gusto sacar fotografías estos días, antes de que el paisaje se transforme en un mosaico de ocres y amarillos.