Villa de Beire

Desarrollado como un núcleo repoblado desde San Martín de Unx, en el año 1.212 se independiza administrativamente de él, concediéndosele el título de villa y una serie de privilegios por el valor demostrado por sus voluntarios en la batalla de Navas de Tolosa. Tras la incorporación de Navarra a Castilla, la historia principal de Beire es la general de Navarra. En 1786 vivían unas 200 personas. En 1887 vivían unas 600 personas pasando a 800 en 1920. El término forma parte del piedemonte de la sierra de Ujué. Las desnivelaciones del terreno son modestas y oscilan entre 360 y 489 m. Las facíes de Ujué, aquí predominantemente arcillosa, y el punzamiento del terreno, que forma parte del flanco meridional del anticlinal de Tafalla, explican la planitud general del relieve, acentuada por los diversos niveles de glaciplanación existentes, con sus correspondientesy extensos mantos de derrubios. En 2016 la villa contaba con 301habitantes.

Palacio de los Ezpeleta

Perteneciente a los Condes de Ezpeleta, consta como de Cabo de Armería en la nómina oficial del Reino. La primera fecha en que se habla del Palacio data de 1457 cuando el rey Juan II se lo concede a mosén Bernart de Ezpeleta. Su sucesor, León de Ezpeleta logró en 1568 una merced de acostamiento de 30.000 maravedís anuales, que en 1596 pasó a disfrutar su hijo Miguel de Ezpeleta, en 1616 Ignacio Antonio de Ezpeleta y en 1660 León de Ezpeleta y Goñi. Su sucesor Miguel de Ezpeleta solicitó en 1686 que el palacio se anotase como de cabo de armería en los Libros Reales. En 1719, Agustín de Ezpeleta litigó por la exención de los bienes agregados. Joaquín de Ezpeleta solicitó rebate de cuarteles en 1781, cuyo hermano José de Ezpeleta fué nombrado Conde de Ezpeleta por Carlos IV en 1797. Sus restos descansan en la capilla de la Iglesia de San Millán (Beire). En 1895 pasa a manos de los Padres Blancos que lo ceden en 1910 a los Padres Claretianos. Estos lo utilizan como Seminario albergando en su seno hasta 200 seminaristas. En 1980 se vende a particulares para explotar el terreno de la finca. Sus propietarios suscriben en 1988 un contrato de cesión con la Fundación Gaztelan para utilizar el palacio como Albergue.

Explotación Agrícola y Albergue

La familia Arrieta, con varias generaciones dedicadas a la horticultura, se interesa por ella para seguir llevando a cabo esta actividad. Toda la Finca se dedica a la producción de hortalizas, que ha dado paso a lo largo de los años al cultivo de la viña. Desde el primer momento, la mayor preocupación de los propietarios fue el estado del antiguo edificio, que con el paso del tiempo y la falta de uso iba deteriorándose. Después de contactar con distintos organismos, se ponen en contacto con Fundación Gaztelan, que dentro de su filosofía del desarrollo de la Economía Solidaria, impulsa la creación de proyectos para la promoción de empleo y desarrollo de la Comunidad. Así se pone en marcha el proyecto Albergue de Beire; en un comienzo enfocado a actividades con grupos escolares y que con el tiempo se ha convertido en un Proyecto Turístico y Cultural: Bei.tu Centro de turismo rural. En estos más de 25 años se han llevado a cabo importantes obras de mejora y restauración del Edificio y se han puesto en marcha distintos Programas de Educación Medioambiental, Culturales, Artesanía y Ocio que persiguen dar a conocer y poner en valor las características y peculiaridades de la Zona Media de Navarra.

keyboard_arrow_up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies